La responsabilidad de tener una mascota

0 votos

La responsabilidad de tener una mascota (0 debates)

Tener mascotas en un hogar donde hay niños es una manera de que, desde temprana edad, amen a los animales y aprendan a respetarlos. No obstante, también es esencial tener claro que es una forma de que descubran lo que son las responsabilidades y asumir las obligaciones que se poseen. Y es que un perro, un gato o cualquier otro animal que se tenga requieren cuidados y atenciones en las que todos deben colaborar.

Los menores de 3 años no están preparados para asumir como tal ninguna responsabilidad con el animal que se tiene en casa pues hasta ese momento pueden llegar a verle como si de un juguete más se tratase. No obstante, sí que pueden ayudar a los adultos a realizar alguna tarea en relación a esa mascota como, por ejemplo, acompañarles a pasear cuando se saca al perro de casa para que corra o haga sus necesidades.

PROS:

  • Un animal transmite ternura y si lo tenemos desde pequeños seguramente conquistarán nuestro corazón con sus monerías. Los cachorros están programados genéticamente para conquistar nuestros corazones y esto sirve tanto para un bebé como para un perrito. Son cachorros que necesitan cuidados y nos van a enamorar para recibirlo.
  • Deseamos complacer a nuestros hijos: Qué bien nos sentimos cuando podemos darles algo que nos pide; esa sonrisa, esos grititos de felicidad, ¡nos sentimos muy bien!
  • Creemos firmemente que es bueno que tengan esta responsabilidad: Pensamos que asumir una responsabilidad o que la vaya adquiriendo poco a poco, puede ser muy bueno para su desarrollo como persona con compromiso, atención, empatía, etc.
  • Si tuvimos mascota de pequeños recordamos qué feliz nos hacía: Qué alegría nos daba llegar a casa de la escuela y ver cómo nos recibía nuestro perro saltando sobre nosotros o nuestro conejo haciéndose una bola encima de nosotros.
  • Si no la tuvimos recordamos cuánto envidiábamos a los que la tenían: ¿Por qué otros pueden tener una mascota y yo no? Como niños nunca entendíamos esta decisión de nuestros padres.
  • Un animal nos acompaña en muchos momentos de soledad o de enfermedad: Es muy bonito sentir el cariño de un animal hacia nosotros y ver cómo empatizan desde su “animalidad” con nosotros en los momentos malos es impresionante.
  • Enseña a los niños un nuevo tipo de relación: Es una relación honesta, desinteresada, pasional y 100% entregada, pura. ¿Qué mejor enseñanza?
  • Cada vez se sabe más sobre lo que ayudan a niños con problemas: Está demostrado que ayuda en muchísimos casos de discapacidad, autismo y otras enfermedades.
  • El animal se convierte en uno más de la familia: Y además siempre estará feliz de recibirnos.

CONTRAS:

  • Hay que estar pendiente de sus comidas y elementos especiales: Un ser más del ocuparnos para su alimentación.
  • Si es un perro y no vives en una casa con un gran jardín, has de sacarlo varias veces al día a hacer sus necesidades.
  • Cuando os vayáis de vacaciones siempre hay qué pensar quién se hará cargo del animal.
  • Si decidís que vaya con vosotros de vacaciones estáis supeditados a ir a sitios que admitan animales.
  • La casa va a necesitar más limpieza: pelos, olores, restos de comidas y accidentalmente, orina o excrementos.
  • Aun teniendo una mascota sana, llegará un momento en el que el animal necesitará cuidados del veterinario y eso puede ser bastante dinero.
  • Aconsejan esterilizar a los animales y eso son más gastos.
  • Si decides no esterilizar, hay que asumir que procreen en exceso y haya que decidir qué se hace con los nuevos cachorritos. Esto puede ser un gran problema.
  • Una vez pasada la novedad, tu hijo puede perder el interés en el animal y se condena al animal a un lado. Ya no habrá nadie que interactúe con él, que juegue o será tu hijo, por quien ese animal entró en casa.

DEBATES